10 cosas fascinantes que le ocurren al cuerpo humano en el espacio

Compartir:

Las diez cosas que pueden sucederle al cuerpo humano cuando se haya en gravedad 0 que muy seguramente no conocías.

Síndrome de Adaptación Espacial

Cuando la gravedad de la Tierra que ejerce su fuerza sobre el cuerpo humano desaparece intempestivamente, se da lugar a “la enfermedad del espacio”, también conocida como el “síndrome de adaptación espacial”. Es como la cinetosis (el mareo que sienten las personas cuando no están acostumbradas al mar) pero un tanto más intensa. Usualmente se acompaña de otros síntomas como dolores de cabeza, desorientación, incomodidad intensa y posiblemente vómitos y vértigo.
Alrededor de la mitad de las personas que salen al espacio, padecen de este síndrome.

Hay que resaltar que esta condición no se debe a la falta de gravedad, sino más bien, al cambio repentino de la misma. Tan pronto el cuerpo se adapta, desaparecen todos los síntomas.

¿Qué es ese olor?

Cuando piensas en los viajes espaciales, seguramente lo último en que se podría ocurrir, es preguntarte ¿a qué huele el espacio?
El astronauta Don Petite dijo: “La mejor descripción que puedo encontrar es, olor metálico”. La NASA contrató al químico Steven Pierce para recrear el olor espacial con fines de entrenamiento.

Caída de las uñas

El fenómeno se llama delaminación de las uñas. En un estudio reciente, 22 astronautas informaron sobre la pérdida de sus uñas.

Posteriormente se descubrió que en realidad, este inconveniente no tenía relación directa con la falta de gravedad, sino más bien, se debía a los voluminosos guantes, parte de todo traje espacial.
Estos, pueden llegar a cortar la circulación, ejerciendo presión sobre las yemas de los dedos por espacios prolongados, lo que hará que pierdas las uñas.

Adiós a los ronquidos

Dejarás de roncar. Debido a la falta de gravedad en su sistema respiratorio, hay una reducción dramática en los problemas relacionados con el sueño.
La falta de poca gravedad afecta a la lengua de tal manera que no experimentará ningún bloqueo, bajo condiciones normales, ocasionaría ronquidos. Es uno de los pocos efectos positivos de estar en el espacio.

Problemas de visión

Después de pasar demasiado tiempo en el espacio, su visión comenzará a difuminarse. La parte posterior de tus globos oculares se aplanará un poco, y tus retinas también cambiarán. Por lo general, este efecto tiene breve duración, pero para algunas personas, puede incluso llevar años volver a la normalidad. Alrededor del 23 por ciento de los astronautas, experimentó problemas de la vista en misiones a corto plazo y cerca del 49 por ciento en misiones más largas.

Cambios en el tejido muscular

Cuando estás en el espacio, tu modo principal de locomoción será el flotar. Debido a esto, tu parte inferior del cuerpo va a sufrir una gran pérdida ósea, por no mencionar la debilicatción de los músculos (muchas veces incluso quedan atrofiados). Además, el corazón tiende a disminuir de tamaño, pues ya no tiene que trabajar tanto.

Aumento de estatura

Una cosa más: ¿alguna vez ha soñado con ser unos centímetros más alto? Bueno, después de su excursión espacial, sus vértebras se separarán, haciendo que tu columna se alargue. Sin embargo, una vez que esté sujeto a la gravedad nuevamente, su columna se reducirá a su tamaño normal.

Lo máximo que uno puede esperar crecer es aproximadamente el tres por ciento de su estatura normal, y solo toma unos pocos meses volver a la normalidad.

Tu cuerpo y el vacío del espacio

Cuando el cuerpo humano es expuesto al vacío del espacio, lleva aproximadamente unos 15 segundos el consumir todo el oxígeno contenido en la sangre.
Como máximo, un ser humano podría sobrevivir sólo dos minutos antes de que se produzca daño permanente. Después de unos diez segundos, el agua de tu cuerpo comenzará a vaporizarse debido a la falta de presión.

A pesar de lo frío que es el espacio en general, un ser humano no se congelaría de inmediato. Llevaría algún tiempo. Por todo lo anterior, los cuerpos en el espacio no se descomponen, se momifican.

Radiación espacial

En la Estación Espacial Internacional, las personas están expuestas a diez veces más radiación que en la Tierra. Bajo largas exposiciones se corre el riesgo de dañar su sistema nervioso, lo que resulta en la “alteración de la función cognitiva, reducción de la función motora y cambios de conducta“.

La radiación espacial también puede causar enfermedad por radiación, con síntomas como náuseas, vómitos, anorexia y fatiga.

No hay ninguna forma de protegerse por completo de la radiación presente en el espacio. La exposición inevitable, puede provocar cáncer y otras enfermedades.

Euforia espacial

Los astronautas informaron sobre experiencias reveladoras y que cambiaron sus vidas después de un viaje al espacio. Charlie Duke dijo: “Me sentí tan abrumado por la certeza de que lo que estaba presenciando, era parte de la universalidad de Dios. Yo solo me atraganté. Fue la experiencia más conmovedora de mi vida “.

Mientras veía la Tierra desde su nave espacial, Edgar Mitchell informó haber sentido una increíble sensación de tranquilidad y euforia y haber entrado en un estado alterado de conciencia en el que entendía el significado del universo.

Compartir:

Responder

Web
Analytics Made Easy - StatCounter