Datos sobre Machu Picchu: 10 detalles fascinantes de la ciudadela Inca

Machu Picchu es una antigua ciudad Inca que se eleva sobre el río Urubamba en el Valle Sagrado de los Andes, a aproximadamente 50 millas al noroeste de Cuzco, Perú. Los eruditos creen que los Incas construyeron esta icónica ciudadela, en honor del noveno gobernante del Reino de Cuzco, Pachacutec, alrededor de 1450. Si bien es cierto los residentes locales estaban al tanto de la existencia de la ciudad real, esta permanecía oculta para el resto del mundo.  Sólo hasta 1911, su esplendor nos  seria revelado gracias a , Hiram Bingham. Desde entonces, los arqueólogos han descubierto muchos detalles increíbles.

1.- Fue un refugio para la realeza

¿Por qué eligieron este lugar tan alto en el acantilado? Las civilizaciones antiguas, como la de los incas, dependían de la practicidad para su supervivencia. Por lo tanto, eligieron construir su santuario a una altura de 7,972 pies, al final del famoso camino Inca. Tal altura, proporcionaba una fortaleza muy fácil de defender, además de ofrecer la vista del valle del río Urubamba, gobernando eficazmente aquella región.

Algunos han propuesto la teoría, de que el extenso complejo que cubre más de ocho kilómetros en área total, fue la última ciudad inca. Sin embargo, esta especulación ha sido ampliamente refutada por los descubrimientos arqueológicos posteriores. La historia revela, sin embargo, que los incas se enfrentaban a una amenaza siempre presente de los conquistadores españoles en el siglo XVI. Por lo tanto, es lógico que hayan elegido usar la ubicación con el interés de proteger a su realeza. De hecho, la mayoría de los estudiosos de hoy, están de acuerdo en que el sitio fue un lugar de retiro para la nobleza.

2.- Su nombre significa Vieja Montaña

El nombre Machu Picchu proviene del idioma quechua local y se puede traducir como “vieja montaña “. El nombre es apropiado porque transmite la reverencia por la naturaleza que tenían  los incas. Es probable que los habitantes originales de esta ciudadela andina, consideraran la montaña como una especie de anciano: una que había permanecido en silenciosa observancia del paso de los siglos.

3.- Incas fueron maestros planificadores y constructores

Hay más de 150 edificios separados dentro del área de la ciudadela. Estos incluyen lo que los arqueólogos creen que son una combinación de santuarios, templos e incluso baños. La gran cantidad de edificios y la forma en que se presentan, son indicativos de planificación y propósito. Está claro que los incas dedicaron mucho tiempo al diseño de la ciudad. Esto habría sido un proceso de planificación que puede haber llevado años.

Las ruinas también contienen unas 3,000 escaleras. Muchos de estas permiten el acceso a grandes terrazas en la ladera de la montaña, que los investigadores creen que se usaron para plantar. Era crucial que el santuario sea completamente autosuficiente.

4.-Crearon sistemas de agua complejos

Un complejo sistema de manantiales, canales y fuentes existía en las ruinas. A día de hoy, los arqueólogos se esfuerzan por explicar con precisión cómo los Incas lograron construir un sistema de irrigación  tan intrincado. Según el ingeniero e investigador Kenneth R. Wright, los incas utilizaron un conocimiento avanzado de hidráulica para dirigir el agua a lo largo de todo el sitio. El sistema giró en torno al uso de 16 fuentes.

Se ha sugerido que el sistema de irrigación de las ruinas cumplió un propósito más allá del de proveer a los incas de agua para sostener la vida. Wright también sugiere que la disposición de los canales utilizados para transportar agua, habría creado un sonido relajante siempre presente que podría haber servido a los propósitos religiosos del sitio.

5.-La construcción nunca se completó

Los investigadores creen que los incas nunca completaron el complejo, lo que alimenta preguntas sobre por qué decidieron abandonarlo. El área total del sitio es asombrosa: 32,592 hectáreas. Los arqueólogos todavía están descubriendo nuevas secciones de la ciudad hoy en día, con nuevas estructuras que se abrieron al público en el 2016. La conclusión más significativa que se puede sacar de esto, es que los incas pueden haber destinado esta ciudadela, a ser la capital de su civilización .

6.-El sol, la luna y las estrellas eran importantes

Los expertos especulan que, al igual que la mayoría de las civilizaciones tempranas, los incas eran adoradores del sol. La gran variedad de templos y observatorios ubicados en el sitio son indicativos de la devoción Inca al dios del sol, Inti. Según la mitología, Inti fue el antepasado primario de los Incas. Los arqueólogos han determinado que las estructuras del templo y los monumentos, también sirvieron para el propósito práctico de marcar los solsticios y equinoccios. Su alineamiento es demasiado complejo para ser casualidad.

La adoración del Sol, la Luna y las estrellas por parte del hombre primitivo surgió en gran parte debido al impacto que estos cuerpos celestiales tuvieron en su supervivencia. Los Incas se beneficiaron de sus observancias astrológicas en términos de cómo las diversas épocas del año afectaban la siembra y la caza.

7.- Los edificios fueron preparados para terremotos

La región peruana que alberga las ruinas es inestable y ha experimentado muchos terremotos. Esto era aparentemente un gran problema en el siglo XIV como lo es hoy. Los arqueólogos han determinado que los incas, diseñaron una forma de colocar piedras en su santuario, que redujo la posibilidad de que sus estructuras cayeran debido a un temblor. Las piedras en los edificios rebotan o “bailan” durante un terremoto de una manera que hace que vuelvan a su lugar cuando el evento sísmico termina.

8.- Los incas no usaron herramientas comunes

Los incas eran una cultura que no conocía  la rueda, no tenía herramientas avanzadas de hierro ni emplearon animales de tiro. Por lo tanto, la construcción de la ciudad es un misterio que ningún investigador ha podido resolver de manera concluyente. ¿Cómo logró esta gente mover piedras y bloques en su lugar? Este hecho ha impulsado en gran medida la teoría que sostiene, que los Incas tuvieron ayuda desde más allá de las estrellas. Los expertos saben que las ruinas contienen un sistema integral de observación astronómica. Algunos creen que los Incas construyeron estos marcadores tanto para fines de navegación como para determinar los solsticios.

9.-Hiram Bingham robó muchos artefactos

Después de su descubrimiento inicial de las ruinas, Bingham regresó dos veces con el propósito de hacer excavaciones que el gobierno peruano autorizó. En el proceso, Bingham abandonó el país con innumerables artefactos incas que pertenecían al Perú. Se los dio a la Universidad de Yale, donde permanecieron en una colección de museos hasta 2010, cuando la Universidad acordó devolver los artículos después de una larga batalla legal.

10.-La razón por la que se fueron es un misterio

Incluso hoy, nadie lo sabe con certeza. Los estudiosos han avanzado muchas teorías a lo largo de los años. Sin embargo, una de los más interesantes puede ofrecer una explicación más mundana que mística. Algunos investigadores creen que fue un brote de viruela que diezmó a la población Inca en las ruinas a principios de los 1500’s. Así debilitados, los expertos creen que los incas abandonaron el lugar ante la amenaza de los conquistadores españoles. Otra teoría propone que hubo una guerra civil que los forzó a salir.

 

Responder