El eterno beso de los amantes de Hasanlu

¿Alguna vez has oído hablar de los “amantes de Hasanlu?” Si no, no se deje seducir demasiado rápido por las imágenes coloridas y amorosas que muy probablemente se hayan invocado en su mente después de leer el título de esta entrada. En realidad se trata de una historia un tanto más macabra.
Los amantes de Hasanlu son dos esqueletos humanos, aparentemente, compartiendo un tierno beso y cuyos restos tendrían unos 2.800 años. No deben ser confundidos con “Los amantes de Valdaro”.

El Sitio de Hasanlu

Teppe Hasanlu es un antiguo sitio arqueológico situado en el noroeste de Irán. El lugar fue habitado continuamente desde el 6to milenio AC hasta el siglo III y fue excavado por diez equipos de investigación de diferentes nacionalidades entre 1956 y 1974. Los equipos incluían al grupo de investigadores del museo de Pensilvania, de la universidad de Pensilvania y del museo metropolitano. Hasanlu fue destruido por un incendio tal y como lo evidencian los hallazgos en los niveles medios de las excavaciones.

La destrucción tuvo lugar aproximadamente en el 800 aC y marcó el comienzo del período de hierro. La naturaleza de esta devastación tuvo como consecuencia la preservación de la ciudad en el tiempo, proporcionando a los investigadores construcciones increíblemente bien conservadas, artefactos y restos esqueléticos de las víctimas y combatientes enemigos que participaron en el ataque. Dos de los restos esqueléticos pertenecen a los “Amantes de Hasanlu”.

Los ruinas arqueológicas de Hasanlu. Wikimedia Commons.

Estos restos fueron encontrados en un compartimiento vacío, sin mas elementos que los esqueletos en sí, a excepción de una losa de piedra encontrada debajo de la cabeza del esqueleto en el lado izquierdo. El descubrimiento fue realizado por un equipo de arqueólogos de la Universidad de Pensilvania dirigido por Robert Dyson en 1972. La imagen de los amantes de Hasanlu muestra dos esqueletos enterrados, besándose.

Los dos esqueletos tal y como fueron hallados. Wikipedia, Fair Use.

Anteriormente en exhibición en el Museo Penn desde mediados de los años setenta hasta mediados de los años ochenta, los dos esqueletos han sido objeto de mucho debate. A pesar de que muchos investigadores sugieren que los restos de ambos individuos pertenecen a varones, hay muchos científicos que han llegado a la conclusión de que el individuo de la izquierda era una mujer. Según el Museo de Pensilvania, las características físicas para la determinación del sexo son menos claras en el individuo de la izquierda, ya que posee algunos rasgos que son de forma masculina y otros más femeninos o neutros. El individuo de la izquierda -cuyo sexo no está definido con certeza- tenía entre 30 y 35 años de edad al momento de la muerte, mientras que el individuo de la derecha se cree que era un varón joven de alrededor de 20 a 22 años de edad.

Los dos esqueletos están juntos uno frente al otro. El esqueleto “femenino” a la izquierda estira su mano para tocar la cara de su amante a la derecha. Ambos tienen sus brazos alrededor de sí y tienen signos claros de lesiones graves y traumatismos en sus cuerpos sostenidos alrededor del momento de su muerte. Los expertos creen que murieron juntos por asfixia durante la destrucción de la ciudadela Teppe Hasanlu.

Los investigadores aún no han sido capaces de determinar las causas de muerte de los amantes ni mucho menos la razón por la que fueron encontrados dentro de aquella fosa. Quizás la teoría más aceptable hasta la fecha, es la que propone que ambos fueron victimas de los momentos finales del saqueo de Hasanlu, y estando mal heridos, decidieron ocultarse en aquel lugar. Sin embargo, se trata solo de una teoría y hasta que se descubra suficiente evidencia, los restos humanos Hasanlu seguirá siendo un tema de debate e investigación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *