Los Amantes de Valdaro

Si usted pensó que los circulos amantes de Valdaro son un caso único en su género , entonces se ha perdido este, nuestro artículo anterior sobre los “amantes de Hansulu“. Durante 6.000 años, dos jóvenes amantes habían permanecido encerrados en un abrazo eterno, oculto del ojos del mundo. Su abrazo de seis milenios sólo se hizo conocido hace diez años (2007), cuando su tumba fue descubierta cerca de Mantua, en la región norte de Lombardía.

Cavando en el pueblo de Valdaro, un equipo de arqueólogos encabezados por Elena Maria Menotti, encontró un doble entierro: una pareja de unos 20 años de edad, acurrucados juntos, cara a cara, con los brazos y las piernas entrelazados, como si se abrazaran. Lo que es aún más impresionante, los entierros dobles del período neolítico son muy poco comunes, y la posición de la pareja es ciertamente única. Además, es el único ejemplo de un doble entierro en el norte de Italia hasta la fecha. Cuando los “amantes” fueron descubiertos, las fotos de su abrazo fueron publicadas en los medios de comunicación en todo el mundo causando gran emoción, pues el descubrimiento tuvo lugar cerca de San Valentín.

Los historiadores no han podido determinar cómo murieron los dos, pero, en la imaginación popular, la pareja ha llegado a simbolizar Romeo y Julieta de una edad prehistórica, los amantes que se quitaron la vida.

Esta teoría es ayudada por el hecho de que el Romeo y Julieta de Shakespeare se desenvuelve en la cercana Verona, y porque Romeo fue exiliado a Mantua, donde se le dijo que Julieta estaba muerta, y que la ópera Rigoletto de Giuseppe Verdi, otra historia de amor y muerte, se desarrolla en Mantua también.

Los restos de los amantes de Valdaro, a diferencia de los de Hasanlu no presentan evidencia de muerte violenta, no se han encontrado señales de golpes contundentes ni cortaduras que por lo menos hallan logrado llegar hasta el hueso. Sin embargo, algunos investigadores sostienes que los amantes padecieron una muerte violenta e indicativo de ello, serían tanto la cabeza de flecha encontrada a la altura del cuello del esqueleto masculino (a la derecha en la fotografiá que se muestra a continuación) y la espada de piedra incrustada a la altura del muslo del esqueleto femenino. También se hallaron dos cuchillos de silex debajo de su pelvis.

Los círculos indican a la izquierda, la cabeza de flecha o lanza y a la izquierda, la espada de piedra. Wikimedia Commons.

Sin embargo, para otros investigadores la explicación más razonable sería la que sostiene que estos fueron empleados como objetos funerarios, objetos personales que fueron colocados al momento del entierro de ambos cuerpos. Esta teoría aun presenta dificultades, pues no existe hasta la fecha en esta región, evidencia de entierros fúnebres dobles. Después de todo, si esta teoría fuese correcta, significaría que ambos cuerpos fueron acomodados pos-mortem de la manera en que se aprecia.

Llevará todavía algún tiempo y muchos estudios el poder determinar la verdadera historia detrás de los Amantes de Valdaro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *