Oetzi (Ötzi) El hombre de Hielo.



Oetzi (Ötzi), es el nombre dado al cuerpo momificado de un hombre, que vivió hace 5,300 años aproximadamente. Sus restos fueron encontrados  en el glacial italiano Schnal Valle, en los Alpes orientales por el matrimonio Alemán Simon.  El hallazgo de su cuerpo, se creyó en un principio, correspondía a un accidente, algún desafortunado turista o quizás un homicidio reciente. El descubrimiento fue entonces reportado a la policía. Al llegar esta a la zona y dar inicio a sus pericias forenses, se dan con una increíble sorpresa. Mientras liberaban el cuerpo de Oetzi del hielo que lo cubría , una primitiva hacha es encontrada.

380px-ReconstructedOetziAxe

El hacha de Oetzi, reconstruida. Imagen cortesía de Bullenwächter.

De inmediato supieron que se trataba de un hallazgo histórico y se notificó de  a las autoridades correspondientes. Desde ese momento Ötzi  se convirtió en  motivo de disputas. Durante años, Austria e Italia pelearon por la momia (había aparecido cerca de la frontera alemana), pero finalmente recibió la «nacionalidad» italiana. En 1998, la momia fue trasladada de Innsbruck a Bolzano, donde reposa en un congelador del Museo Arqueológico, a menos de seis grados Celsius. Aún más tiempo duró el proceso entre Italia y los descubridores alemanes, que pedían algo más que un reconocimiento financiero. La disputa jurídica terminó hace dos años después de que el matrimonio alemán se llevara una recompensa de más de 150.000 euros.

oetzi

Una representación muy cercana a la imagen que hubiese tenido en vida.

Ötzi era un cazador prehistórico, tal vez también pastor y pescador, que falleció desangrado a una edad estimada de 45 años después de que una flecha perforara su pulmón izquierdo por la espalda, a la altura de la axila, y, de remate, recibiera un fuerte golpe en la cabeza. Así se quedó, tendido en el hielo, a 3.210 metros de altitud en el glacial italiano Schnal Valle, en los Alpes orientales, donde fue descubierto el  19 de septiembre de 1991.  Ötzi es la momia humana más antigua del mundo y ha acaparado la atención de cientos de investigadores. Puede que sólo fuera un simple arquero, algún cazador o nómade; pero su historia, con un crimen a traición como final, es por demás apasionante.

Oetzi

La momia de Oetzi tal y como fue encontrada, atrapada en el hielo de los alpes.

De Ötzi, gracias a los grandes avances tecnológicos, se han podido aprender muchísimas cosas. Incluso que al momento de su muerte, aún digería sus últimos alimentos: carne de cabra salvaje y cereales. También se descubrió que padecía de intolerancia a la lactosa y que sufrió de males cardíacos producidos por infecciones en las válvulas del corazón. Así mismo, padecía de problemas arteriales y su dentadura demostraba la presencia de caries. Un descubrimiento realmente asombroso, fue la detección de la enfermedad de Lyme; una infección de origen bacteriana y transmitida por la garrapata, que puede producir una forma de artritis.  Lo asombroso, radica en la relación de sus tatuajes con la enfermedad. Allí en donde esta había hecho mayores estragos y resultaba dolorosa, Oetzi presentaba tatuajes. Entones, lejos de lo que se creía en un principio, se pudo comprender, que los tatuajes no eran pinturas  de guerra ni representaban estatus social alguno. Su función está ahora clara, era medico-mágica.

Su aspecto físico fue recreado por los hermanos Alfonso y Adrie Kennis, artistas holandeses especializados en paleontología que también han dado forma a los homínidos de Atapuerca. Para su propósito utilizaron tomografías, infrarrojos e imágenes en 3D. Por ellos sabemos que tenía los ojos marrones y hundidos y un rostro delgado surcado de arrugas que le hacía parecer un anciano. Era un hombre pequeño. Pesaba apenas unos 45 kilos y no superaba el 1,60 de altura.

Archeoparc_-_Museum_Ötzi_Birkenrindegefäß

La bolsa encontrada con Oetzi, hecha de corteza de árbol. Imagen cortesía de Xenophon.

Los científicos que analizaron  la momia, encontraron tres heridas en su cuerpo, excelentemente conservado: una flecha incrustada en la axila izquierda, un golpe en la espalda propinado con un objeto afilado y un corte en la mano derecha. Estaba vestido con pieles de cabra, botas de piel de oso y ciervo rellenas de hierba y un gorro de oso. Además, llevaba atada a su cintura una bolsa con yesca y pirita para hacer fuego. Junto a su cadáver, apareció un hacha de cobre, flechas y un arco de madera; entre otros enseres. Probablemente huía en el momento en que le llegó la muerte.

Otzi-Quinson

Reconstrucción de la momia de Oetzi en exhibición en el museo de Quinson, Francia. Imagen cortesía de 120.

Esto demuestra que Oetzi era un hombre precavido, conocedor de su entorno y preparado, quien aparentemente había salido en un apuro; como si escapase de sus perseguidores. Estaba bien pertrechado. Comida, armas (hachas, flechas, arco de caza) e incluso llevaba consigo un botiquín de primeros auxilios. En el interior de una alforja encontrada cerca de su cuerpo, se encontró un musgo con conocidas propiedades coagulantes. Este musgo lo tenia  en su mano izquierda; misma que mostraba un profundo corte. Oetzi sabia de las propiedades del musgo y lo usó para detener su hemorragia.

800px-Ötzischuh_2

Representación del zapato derecho de Oetzi. La parte superior está hecha de piel de ciervo, la suela ha sido confeccionada con piel de oso marrón. Los cordones, de estopa. Imagen cortesía de Donja Malhotra.

La causa de su muerte aún se especula. El hallazgo de una punta de flecha incrustada en su pulmón izquierdo, se pensó en un principio, habría ocasionado tal hemorragia interna, que es muy probable que Oetzi haya muerto ahogado por su propia sangre. Esta teoría perdió  validez a medida que los estudios progresaron. Posteriores análisis a las armas encontradas con él, demostraron la presencia de sangre humana de 4 tipos sanguíneos diferentes. Oetzi habría luchado cuerpo a cuerpo con varios atacantes y  dado cuenta (o por lo menos herido gravemente) a 4 de ellos.  La profunda herida en su mano, sería la evidencia de este desigual combate, al que es muy probable sobrevivió; luego del cual tuvo tiempo para atender la sangrante herida con musgo. Ya debilitado, seguramente fue incapaz de presentar pelea y es entonces cuando recibe el fatal golpe en la parte posterior de la cabeza.

craneooetzi

El mortal golpe le fue dado a Oetzi en la parte posterior de la cabeza.

En el 2012, estudios de DNA han demostrado  que Oetzi recibió ayuda de otras personas, quienes también estaban heridas. Hallazgos de polen y residuos de comida, sugieren que este grupo de personas, se encontraba fuera de su territorio. Es muy probable que se tratase de un grupo de guerreros que había hecho una incursión en territorio de alguna tribu vecina con resultados desastrosos.

Los 19 parientes vivos de Oetzi.

Durante los estudios mencionados anteriormente, los científicos también hallaron  una mutación presente en su ADN, misma que fue descubierta tras descifrar su genoma con éxito. Este hallazgo, llevó al Instituto Nacional de Medicina Legal de la Universidad Médica de Innsbruck, Austria, a llevar a cabo un nuevo estudio;, en él, unas 3,700 personas donaron sangre voluntariamente. De esas muestras se determinó que Oetzi tiene en la actualidad por lo menos unos 19 primos lejanos en la región austriaca del Tirol. Los investigadores presumen que también, podría tener más familiares vivos en la región Italiana de Tirol del sur y en la cercana región suiza de Engadina.

398px-Oetzi_Memorial

Monumento a Oetzi levantado en el lugar de su descubrimiento.

Quizás influenciada por “la maldición de los faraones” egipcios, han surgido comentarios con respecto a una posible “Maldicion de Oetzi”. Tales alegaciones se basan en el fallecimiento de múltiples miembros del equipo que participó en la recuperación de su cuerpo, todos bajo misteriosas circunstancias. Helmut Simon (el descubridor)  y  Konrad Spindler ( primer examinador de la momia) y 5 miembros más de este equipo, fallecieron en violentos accidentes que han sido atribuidos a la supuesta Maldición de Oetzi.

foroslalinebr

Comentarios

  1. tapelon dice

    dicen que tiene 5300 años, menos 2013 de nuestra era, restan 3287 años, la edad del hierro lo mas antiguo es del siglo X111 o sea ponle 1300 años existe una diferiencia de 1987 años, mi pregunte es donde compro el hacha?.

    • Mr Roboto dice

      El hacha es de cobre, no de hierro. La resta que llevas a cabo sólo te da cómo resultado al periodo aproximado en que se fabricó el hacha: 3,300 AC aproximadamente.

  2. observador dice

    Se te olvida mencionar que llevaba también una bolsita con algún tipo de plantas psicotrópicas. Leí hace tiempo un artículo de NatGeo en el que se barajaba la hipótesis de que fuera un chamán o algo parecido, pero en tu artículo muestras detalles que tanto pueden desmentirla como confirmarla. Curioso el dato de las muertes anormales de los investigadores.
    Otro detalle es que murió en un sitio distinto del que fue descubierto, a mas altitud, y sus restos fueron transportados y conservados por el glaciar cuyo derretimiento puso al descubierto los restos momificados. Providencial que alguien los descubriera antes de descomponerse.
    Las caries y los cereales pueden demostrar que ya conocían la agricultura. Los pueblos exclusivamente cazadores-recolectores no padecen caries.
    De todas formas, buen articulo. Saludos…

Deja un comentario