¿Quién descubrió realmente América?

En la mayor parte del continente americano, se celebra anualmente el Día de Colón cada 12 de octubre, pues fue en este día de 1492 que el explorador italiano pensó que había llegado a Japón, pero como ya sabemos, en realidad había descubierto el continente americano. O por lo menos, esto es lo que nos dice la historia.
Durante 500 años, educadores a lo largo y ancho del planeta, lo enseñaron así, que fue Colón quien descubrió América. Sin embargo hoy en día sabemos que en realidad, hubieron otros que fueron capaces de llegar al muevo mundo antes que él.

San Brendan

Según la leyenda local, Saint Brendan era un monje irlandés que vivió en el siglo 6to. En el antiguo folclore irlandés, Brendan partió rumbo a las distantes costas de América en un barco hecho de madera enmarcada cubierto de pieles endurecidas de animales. Mientras que los expedientes indican que efectivamente el personaje sí existió, no hay evidencia verdadera de que lograse completar un viaje a América. Sin embargo, viajó a gran parte de Europa. En 1976, Tim Severn quiso probar que tal viaje a través del Atlántico era factible. Severn construyó un barco basándose en los materiales y la tecnología disponible en la época, mismos que Brendan pudiese haber empleado. Partió hacia el oeste y llegó llegó a Canadá.

La gente de Clovis

Los eruditos creen que hasta hace aproximadamente 12.000 años, el estrecho de Bering era una masa sólida de la tierra que permitió a los seres humanos emigrar a pie. Decenas de humanos se aprovecharon de eso e hicieron la caminata desde Siberia a Alaska. A estos viajeros se les conoce como la Gente Clovis. En el curso de varios miles de años, completaron el viaje que los llevó a América del Sur. A lo largo del camino, con el tiempo, depositaron pruebas de su viaje en forma de herramientas y armas primitivas. Todos estos hallazgos arqueológicos fueron descubiertos en las costas del Pacífico. Sin embargo, alguien estaba dejando artefactos similares a lo largo de la costa oriental en aproximadamente el mismo tiempo.

Hombres nórdicos

Pocos dudarían que entre los exploradores más famosos de la historia están los Vikingos. Fue alrededor del primer milenio que quizás el más notable de todos los vikingos, Erik el Rojo, descubrió un terreno verde congelado. Lo nombró Groenlandia y siguió forjando su reputación. Erik tuvo un hijo al que llamó Leif Erikson, quien quizo seguir las tradiciones de su padre. Tan pronto como fue lo suficientemente mayor, Leif hizo precisamente eso. A Leif se le atribuye el haber sido el primer europeo en poner pie en el continente americano, pero en realidad, Leif habría inspirado su viaje en las narraciones de otro gran navegante, Bjarni Herjólfsson.

Leif Erickson inicia el viaje a América motivado por las historias de Bjarni Herjólfsson.

 

Herjólfsson era originalmente de Islandia, pero trabajó en Noruega. Rutinariamente regresaba a Islandia para visitar a sus padres. Sin embargo, durante un viaje en particular, encontró que su padre había ido a Groenlandia con Erik el Rojo. Herjólfsson procedió a navegar a Groenlandia al encuentro de su padre, pero fue atrapado por una tormenta que le hizo desviar el rumbo. Encontró nuevas tierras al oeste, donde el clima era cálido y cómodo. Bjarni Herjólfsson claramente no estaba cerca de Groenlandia. Eventualmente, encontró su camino de regreso e hizo puerto en Groenlandia. A pesar de contar sus historias de una tierra desconocida de exuberante hierba, colinas y bosques, nadie parecía demasiado interesado. Cuando Herjólfsson regresó a Noruega en el año 1000, una vez más contó sus historias, pero esta vez la gente prestó mucha atención. Leif Erikson quería saber de aquellas tierras extrañas, y Herjólfsson le contó todo lo que necesitaba saber.

Los Vikingos fueron los primeros europeos en llegar al continente americano, no Cristóbal Colón.

Erikson zarpó dejando atrás Groenlandia. Encontró tres islas diferentes. La primero tenía terreno familiar, montañoso y cubierto de hielo, el segundo tenía playas de arena blanca y áreas boscosas. La tercera, la más grande, fue lo que los expertos creen que puede haber sido el área de New Foundland. Los vikingos la llamaron Vineland (o Vinland) y permanecieron durante todo el invierno. Los estudiosos creen que este fue el asentamiento vikingo, L’Anse aux Meadows, descubierto por investigadores en 1960.

El investigador noruego Helge Ingstad y su esposa, la arqueóloga Anne Stine Ingstad, encontraron en 1960 unas elevaciones cubiertas de hierba que resultaron ser los restos de una aldea vikinga. Se trataría por tanto del primer asentamiento vikingo confirmado en Norteamérica.

China

La idea de que los chinos vencieron a Colón por solo décadas proviene del autor británico Gavin Menzies. En su libro 1421: El año en que China descubrió América. El libro se basa en una teoría, más específicamente un mapa que el Dr. Hendon Harris encontró en Taiwán, y que en realidad, habría sido una antigua reliquia china que ilustraba el continente perdido de Fu Sang.
El “mapa de Harris” no sólo representa exactamente la escala y el contorno de la costa americana, sino que también incluye características notables tales como el Gran Cañón. Menzies no sólo sostiene que los chinos tenían conocimiento previo de América. Él cree que tuvieron contacto con la cultura nativa de la época. Una reliquia china apodada el “Mapa 1418”, que se piensa es un atlas mundial, parece incluir el continente americano.

Crédito a Cristóbal Colón

La respuesta a la pregunta de quién realmente descubrió América es inequívocamente la Gente Clovis que llegó por primera vez hace miles de años. Sin embargo, ¿por qué los libros de historia siguen enseñando a los escolares acerca de Colón? Lo más probable es que sus viajes y la fama que estos le dieron hicieron, influyeron más en los posibles colonos, mucho mejor de lo que cualquiera pudo haber hecho anteriormente. Colón podría haber sido inspirado por las historias de aquellos que le precedieron, pero también, él mismo sirvió de inspiración a muchas más personas que vinieron después. Después de todo, tuvo razón todo el tiempo. No se cayó pr el borde de la tierra, y el mundo resultó ser redondo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *