Si encuentras un Cien-pies en tu jardín…corre!

Un Cien-pies (Chilipoda Myrlapoda) de unos cuantos milímetros o centímetros puede ser curioso y hasta divertido de observar, pero existen Cien-pies de más de 30 centímetros de longitud y comúnmente estos artrópodos son venenosos. Lo mejor es dejarlos ir y no pretender manipularlos o “jugar” con ellos. Una picadura de éstas criaturas es sumamente dolorosa, el dolor es completamente diferente a otras picaduras de insectos comunes, según personas que se atrevieron a agarrarlos y que experimentaron la picadura manifiestan que se siente como que les hubiesen dado un “Martillazo” en los dedos ( 95% de las picaduras están localizadas en las extremidades).

Las poderosas mandíbulas del cien-pies le permiten alimentarse de pequeños mamíferos.

Su cabeza puede ser redonda o aplanada, llevando un par de antenas que les sirven de “Ojos”. Tienen un par de mandíbulas alargadas, el primer par de patas son modificadas y asemejan un par de uñas. Estas patas alojan en su interior unas glándulas en las que están depositadas el famoso “Veneno Martillo de Cien-pies”. Para capturar las presas, la glándula venenosa es apretada por los músculos que la rodean y expulsa toxinas por conductos parecidos a una aguja.

Este veneno lo usa para paralizar o matar a sus víctimas.Las últimas patas son alargadas y también son usadas para “Ver”. En caso de vivir en una zona donde hay una considerable población de estos artrópodos, se recomienda saber distinguir al 100% cuál es la cabeza y cuál es la cola.

Una presa sucumbe frente al poderoso veneno “Martillo” de un cien-pies.

Su cuerpo consta de 15 o más segmentos, los cuales tienen un par de patas, he de allí el nombre de “Cien-pies” pero en realidad no los tienen; suelen tener entre 30 a 60 pies. Cuando camina sus patas producen un efecto visual que produce ver más patas de las que realmente son.

El Cien-pies más grande conocido actualmente en el mundo es la especie: Scolopendra Gigantea también conocido como “El Centípedo Gigante del Amazonas” midiendo más de 40 centímetros. Su dieta está conformada por arañas, lagartijas, ranas, aves, ratones y murciélagos.

 

Algunas especies tienen la peculiaridad de que los Cien-pies bebés comen a su madre para sobrevivir. Es un animal nocturno y su enemigo es la serpiente. En Asia es común realizar peleas por apuestas entre Cien-pies y Culebras venenosas, lo cual es una barbarie. También es parte de la gastronomía en esa parte del mundo y considerado un afrodisíaco.

Responder