5 navegadores web alternativos en Linux

Brave

El navegador Web Brave, fue creado con el objetivo de bloquear toda publicidad, cookies y scripts de seguimiento, excepto aquella específicamente aprobada por el usuario. Brendan Eich, el creador de JavaScript y cofundador de Mozilla Foundation, lidera el proyecto Brave como CEO y cofundador.

Brave promete además cargar páginas dos veces más rápido en tu ordenador personal y hasta ocho veces más rápido en tu dispositivo móvil.

El navegador incluye una característica denominada Brave Rewards (disponible solamente en la versión móvil) que recompensa a sitios y blogs, según el tiempo de permanencia de los visitantes en estos. Esto supone la implementación de un sistema que mantiene los sitios que visitas y el tiempo que pasas en ellos totalmente anónimo (según Brave) y a quienes, como usuario,  tu decides beneficiar.

Brave está disponible para todos los sistemas operativos. Puedes instalarlo desde el administrador de paquetes de tu distribución o visitando la página oficial de descargas.

Falkon

Falkon es un moderno navegador web, sumamente ligero y rápido que está disponible para Windows y Linux, que surgió originalmente como una propuesta con fines educacionales, logrando atraer el interés del equipo de desarrolladores de KDE, quienes ahora se encargan de su mantenimiento y desarrollo.

Falkon es nada más y nada menos que el navegador Qupzilla evolucionado y modernizado, lanzado en Diciembre del 2010. El desarrollo de Qupzilla se detuvo en la versión 3.0  y el nombre del proyecto fue cambiado a Falkon.

Tiene todas las cualidades básicas de un navegador moderno y entre sus características destaca un bloqueador de publicidad (Ad Block Plus) integrado al código.

SeaMonkey

El viejo SeaMonkey es un verdadero veterano en lo que aplicaciones para uso en la web se refiere. Basado originalmente en el legendario Netscape Navigator (uno de los primeros navegadores web allá por 1994) ha continuado la tradición  de ofrecer mucho más que un navegador web de calidad, pues incorpora a su interfaz una suite web completa: administrador de correos electrónicos, grupos de noticias, lector de feeds, chat ICR, herramientas de desarrollo, editor HTML, es decir, una verdadera navaja suiza para la web.

En la actualidad Seamonkey comparte el mismo código fuente de Mozilla Firefox lo que le permite disfrutar de las mismas modernas cualidades de aquel  navegador (Sync, Personas. etc.).

Visita este enlace si te interesa ver algunos screenshots y este otro si te interesa instalar SeaMonkey, descargándolo desde  la página de descargas en su sitio oficial.

Lynx

Se trata de un navegador web bastante peculiar pues muestra contenido web completamente en texto y funciona dentro de una terminal. De hecho, Lynx es el navegador web más antiguo que sigue en desarrollo.

Fue originalmente desarrollado Lou Montulli y Garrett Blythe, quienes abandonaron el proyecto para unirse al equipo del navegador web Netscape en el verano de 1994. En la actualidad el proyecto es mantenido y desarrollado por un grupo de entusiastas.

Mientras el contenido de la página web que visitas sea HTML, Lynx puede presentarlo sin problemas. Lynx es compatible con todos los sistemas operativos. Por su característica de «solo texto», Lynx es un navegador web muy seguro.

 

Dillo

Dilo es el más pequeño de los navegadores web de entorno gráfico en existencia. Está escrito totalmente en lenguaje C y pesa menos de 300 Kilobytes (Sí, KILOBYTES!). Si bien es cierto no ofrece las cualidades de los modernos navegadores web, su característica principal es la de ser un navegador increíblemente pequeño y verdaderamente rápido.

Para lograr su rapidez, el navegador omite la información de estilos (contenida usualmente  en los ficheros CSS) lo que puede ocasionar que la mayoría de sitios se muestren con errores visuales.

De hecho, la página web oficial de Dillo,  asegura que es capaz de correr en un PC 486 con conexión telefónica. La eficiencia de Dillo es tal que incluso puede funcionar en un pequeño asistente digital personal (computadores del tamaño de una calculadora).

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *