6 Platillos aptos sólo para valientes!

Seis platillos originarios de diversas partes del mundo. Desde una piel de foca rellena con 500 aves que se dejan descomponer en su interior durante meses, hasta vino hecho con agua y una gaviota muerta.

1El Kiviak

El Kiviak es un plato tradicional invernal de los inuit de Groenlandia. El mismo se prepara con alcas que se maceran en el cuerpo vaciado de una foca.

Unas 500 aves alcas son colocadas intactas dentro del cuerpo de una foca. Las aves se encuentran completas con sus picos, patas y plumas, se procede a eliminar cuanto espacio vacío sea posible de dentro de la piel de foca, la cual es cosida y sellada con grasa, y se procede a colocar una gran piedra sobre la piel para asegurar el contenido de aire en su interior sea muy reducido. Durante siete meses los cuerpos de las aves fermentan, luego se abre el cuero de foca y se extraen las aves y se las consume durante el invierno de Groenlandia, especialmente durante cumpleaños y casamientos.

La piel de foca que contiene las aves listas para consumir. Imagen; Captura de video de youtube.

2El Hákarl

Se trata de un plato  que consiste en carne podrida de un tiburón oriundo de Groenlandia (Somniosus microcephalus) o de cualquier otro tiburón cuya carne ha sido curada  y luego puesta a fermentar. Este peculiar proceso de fermentación requiere del colgado de grandes piezas de carne de tiburón, lo que se deja secar a muy bajas temperaturas durante unos cinco meses.  El hákarl tiene un fortísimo olor a amoniaco y sabor a pescado.

Imagen: Chris 73 vía Wikimedia Commons.

3El vino de gaviota

Se trata de otra exquisitez de la gastronomía Inuit. La preparación a decir verdad es bastante sencilla. Se toma una gaviota y se la coloca entera, con plumas, pico, patas y vísceras en un recipiente lleno de agua. Este recipiente se coloca en un lugar en donde pueda recibir los rayos del sol y se deja fermentar. Luego de algunos meses, se obtiene una fuerte “bebida” que ayuda a los Inuits a sobrevivir los más crudos inviernos.

Imagen: Pixabay. Dominio Público.

4El San-nakji

Este es un plato bastante común en Korea del sur lugar del que es oriundo. Se trata simple y llanamente de pulpo crudo, espolvoreado con sésamo y eso es todo. La peculiaridad de este platillo, es que se mueve mientras lo comes, por lo que antes de ser tragado, tiene que muy bien masticado, pues sus pequeñas ventosas, aún pueden adherirse a la garganta de quien las come. Quienes lo consumen, lo consideran como un verdadero manjar.


5El Hongo Hericium Erinaceus

Otro nombre para este hongo comestible es “melena del león” y obviamente le va muy bien. A pesar de su aspecto tan poco apetitoso, este hongo alberga grandes propiedades saludables por lo que se utiliza, tanto en la industria alimentaria, como en la médica.

Se trata de un hongo comestible y que además posee cualidades medicinales. Por su apariencia, también se le conoce como “hongo melena de león”. Originario de América del Norte, Europa y Asia, se lo puede identificar por sus largas espinas. En la medicina oriental se recurre a él como un poderoso agente inmuno-estimulante. Su sabor es parecido al de los camarones.

Imagen: Властарь vía Wikimedia Commons.

6El Mapudungún

La carne de este marisco es muy apreciada en sabor por parte de sus consumidores, se sirve cruda o cocida. En crudo generalmente se corta en trozos pequeños y se le añade cebolla picada, cilantro y limón. Cocido se sirve picado y hervido, siendo un componente de numerosos platos, destacando el “arroz con piure picado” y la cazuela chilota. Igualmente puede freírse para comer en una rebanada de pan. Su peculiar sabor es muy apreciado en la región norte de Chile.

Imagen: sergio.majluf vía Wikimedia Commons.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *