Cómo arreglar la pantalla negra en Linux

He aquí una sencilla guía que te permite resolver el problema de la pantalla negra en casi cualquier distribución Linux. Muchas veces sucede que cuando terminamos la instalación de nuestra distribución Gnu-Linux preferida, y reiniciamos el ordenador, lo primero que nos da la bienvenida, es el fatídico pantallazo negro que no da opción a nada. El problema tiene su origen en la compatibilidad de nuestro adaptador con la resolución gráfica preestablecida y no se resolverá por completo hasta que instales el controlador de vídeo. Cuando la instalación de tu distribución Gnu-Linux haya terminado y el ordenador haya reiniciado y llegado a la pantalla de GRUB (la que puedes ver abajo), asegúrate de tener seleccionada la primera opción (tal y cual se muestra) y presiona la tecla E de tu teclado.

Presionar la tecla E para editar la línea de comandos.

A continuación, busca la línea que comienza con linux /boot/vmlinuz- . Al final de esa linea agrega:

nomodeset

Guíate de la imagen inmediatamente a continuación. Hecho esto, en tu teclado presiona la tecla de función F10 y tu sistema finalmente comenzará a cargar. Cuando termine el proceso de boot, lo primero que debes hacer es instalar el controlador de vídeo para tu adaptador gráfico, después de lo cual, tu distribución iniciará normalmente y ya no tendrás necesidad de editar la linea de comandos. El agregar el parámetro nomodeset debes  tomarlo como una manera provisional de ganar acceso al entorno gráfico y así hacer más fácil la solución del problema.

Eso es todo, espero esta sencilla guía hayas podido acabar con el infame problema de la pantalla negra en Linux. Ya ves que Linux no es ta fiero como sus detractores lo pintan. Cuesta un poco más de esfuerzo, pero en definitiva lo vale.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *