Cómo remover Flatpak por completo de tu sistema

Para los que venimos usando Gnu-Linux desde ya hace algún tiempo, la novedad del gestor de software «Flatpak» (gestor que se proclama así mismo como «El futuro en distribución de aplicaciones») nos cayó como un gancho al hígado. Ríos de tinta han corrido en foros especializados y diversos blogs, denunciando los peligros que esta «novedosa» forma de distribución de aplicaciones supone. Entre ellos caben destacar:

  • Mucho de los flatpaks tienen permiso de escritura en la carpeta personal.
  • La mayoría no corre en un contenedor (que es una de las promesas de sus desarrolladores).
  • No se proveen actualizaciones de seguridad.

Para quienes no están familiarizados con Flatpak, se trata de un gestor, que lee los archivos ubicados en su propio repositorio (flathub), en los que cualquier usuario que aprenda a empaquetar aplicaciones en este formato, puede subir sus propios ficheros… (El sitio oficial de Debian ya había  informado sobre las vulnerabilidades de git en el 2018 aquí y aquí).

Flatpak promete correr todas sus aplicaciones en un «contenedor» con sus propias dependencias, todo aislado del sistema, (cosa que como ya se ha mencionado, no siempre sucede) que ofrece, a la vez que «seguridad», la libertad de poder emplear varias versiones de un mismo aplicativo (Gimp, VSCode, PyCharm, Octave, Inkscape, Steam, Audacity, VLC). Es así, que muchos terminan por considerar que Flatpak, en lugar de proveer soluciones, agrega más problemas que resolver.

Cómo remover Flatpak por completo de tu sistema

Paso 1: Saber qué Flatpaks se han instalado en el sistema:

-Lo primero que hay que hacer, es listar todas aquellas aplicaciones que se han instalado por medio del gestor flatpak. En el terminal corre:

flatpak list --app

 

Paso 2: Remover los Flatpaks listados:

Ahora, para remover las aplicaciones que puedan aparecer en la lista que se acaba de generar con el comando previo, corre (es una buena idea copiar y pegar el o los nombres de los paquetes generados y agregarlos en el comando que sigue):

flatpak uninstall paquete1 paquete2

 

Paso 3: Remover archivos residuales:

Terminado esto, le decimos a flatpak que elimine cualquier residuo que hubiese podido quedar:

flatpak uninstall --unused

 

Paso 4: Remover flatpak del sistema:

En Debian y derivados:

sudo apt remove --purge flatpak

 

En Arch y derivados:

sudo pacman -Rns flatpak

 

Sólo es necesario un paso más…

En teoría, los pasos previos serían suficientes para eliminar flatpak de nuestro sistema, pero la triste realidad, es que el gestor, deja a pesar de nuestros esfuerzos por eliminarlo, archivos y directorios residuales. Por ello, es necesario purgarlos manualmente:

sudo rm -r /var/flatpak

Para finalizar, es necesario reiniciar el sistema.

Eso es todo. Espero que la guía te haya sido de utilidad.
¡Suerte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *