Manjaro se hace con el primer lugar de Distrowatch

Compartir:

Para muchos, era algo que se veía venir. Aunque por algún tiempo parecía que sería más bien Antergos el que destronaría a Mint.

Ya hace algunos años atrás, el equipo de desarrolladores de Linux Mint había dejado de lado la versión LXDE, dirigida a ordenadores de bajos recursos. Este hecho, no repercutió negativamente en su base de usuarios LXDE, pues existía en su reemplazo, una propuesta que disfrutó (y aún lo hace) de gran acogida: El entorno gráfico MATE. Hoy en día, la situación es distinta. Linux Mint ha optado por dejar de lado la versión KDE y no hay un substituto aparente. Muchos podrían argüir de que esto no es necesario teniendo a Cinnamon como “Flasghsip” de esta distribución, pero esta “verdad”, tiene que ser analizada desde otra perspectiva.

Resulta que desde su ingreso en el mundo Linux, KDE ha sido una interfaz gráfica bastante popular,  y según muchos sitios especializados en el tema, KDE es además el escritorio más empleado y que cuenta con la más amplia gama de aplicaciones nativas. Esta es una de las causas a tomar en cuenta, pero tampoco es la única.

La insistencia del equipo de desarrolladores en emplear Ubuntu LTS como base para el sistema, también ha sido vista, por algunos usuarios con cierta perspicacia, de no muy buena manera. Este hecho es incluso señalado como una “luz roja en el panel de alertas”, que les ha llevado a preguntar en los foros y el blog de la distribución, sobre cuestiones inherentes a la seguridad y a la privacidad. La razón es bastante sencilla y dista mucho de ser un argumento “conspiranoide”, pues existe como antecedente, la asociación entre Canonical y Amazon, misma que terminó con la inclusión en Ubuntu de una aplicación de Amazon y aquel Spyware que se encargaba de mostrar publicidad, acorde con los criterios de búsqueda del usuario en su ordenador. Este hecho fue noticia y oportunamente denunciado por reconocidas figuras de la comunidad Gnu-Linux, Richard Stallman y la Free Software Foundation . Ahora sus usuarios han cuestionado la asociación entre Canonical y Microsoft, la que tampoco ha sido bien recibida.

Desde aquel entonces, la popularidad de Ubuntu fue en descenso,  Ese mismo año,  cayó al tercer lugar en popularidad (de acuerdo a Distrowatch) y Mint se hizo con el primero. De Manjaro, en el lugar 52 de la lista, se sabía muy poco. De este hecho, bien podría concluirse, que aquella base de usuarios defraudados, encontró en Mint lo que había perdido en Ubuntu. Recordemos tambén que la versión LMDE  (basada en Debian  Testing) disfrutaba en aquel entonces de un mayor desarrollo.

Durante los últimos seis meses y de manera sostenida, Manjaro se ha convertido en la distribución Gnu-Linux número uno según Distrowatch, aunque seguida muy de cerca por Linux Mint. Manjaro, que  ha sabido ganarse su lugar,  presenta  una alternativa muy eficiente y simplificada del poco sencillo proceso de instalación de Arch Linux, amén de su versión Architect, que permite personalizar este proceso por completo.

El equipo dirigido por Clement Lefebvre ha perdido así el lugar que había conservado por más tiempo que ninguna otra distribución…7 años (Ubuntu tenía el record con 5).

A todo lo ya dicho, no está de más decir que el “sabor” más popular de Manjaro es KDE. A río revuelto…

 

 

 

Compartir:

About Mr Roboto

Monitor: El Huascar. Disco Duro: Bien duro como buen cholo. Fuente de poder: Oyuco, oca, yuca camote. Video: Nvida por no tner una AMD vision.

Ver todos los posts por Mr Roboto →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *